Estufas de pellets lorca
El funcionamiento de una estufa de pellets es muy sencillo y cómodo para cualquier persona. Se trata de una combustión aprovechando al máximo el calor producido al quema el pellets. El funcionamiento es muy similar tanto en las estufas como en las calderas, y en realidad es bastante sencillo. Esperamos que con este artículo quede claro cómo funciona una estufa de pellets, aunque si quedan dudas estaremos encantados de contestar a vuestros comentarios.

Partes de una estufa de pellets
Antes de saber cómo funciona una estufa de pellets, tenemos que conocer las partes que ésta tiene. Las estufas de biomasa están compuestas por diferentes elementos:

Almacén interno de pellets
Tornillo sinfín: dosifica la cantidad de pellet para echarlo en el cenicero según la cantidad necesaria
Cenicero: lugar donde cae el pellet para ser quemado y se depositan las cenizas derivadas de la combustión
Resistencia: enciende una primera mecha y comienza a quemar los primeros pellets
Evacuación de humos y gases
Turbina para impulsar el aire: tanto el que recoge de la sala para ser calentado, como para expulsar el que ya está caliente
Rejilla de salida del aire caliente
Además hay otros elementos como un mando a distancia que permite tanto el encendido de la estufa como la regulación de la temperatura y el apagado. Generalmente las estufas de pellets tienen un sensor de temperatura en la parte baja, que determina a qué temperatura está la habitación para regular la combustión y llegar a la temperatura programada. Funcionamiento de otros tipos de estufas de pellets
El proceso de funcionamiento de las estufas de pellets variará levemente según el tipo de estufa que tenga instalada en casa. La más habitual y que hemos explicado es la estufa de aire.

Otra posibilidad es una estufa de aire canalizable, la cual necesita una mayor potencia. La diferencia entre ambas es que, en vez de expulsar el aire caliente por las rejillas frontales, éste es repartido por toda la casa a través de conductos de forma uniforme. Para ello se debe contar con una canalización adecuada en los techos de la casa (no vale la del aire acondicionado sin más).

Por último, existen también estufas de agua (hidroestufas). Son utilizadas generalmente en salones y cocinas, ya que permiten dar calor por radiación de la parte frontal y a su vez proporcionar agua caliente y calefacción. En este caso no hay salida de aire caliente a la habitación.